15 formas fáciles para subir el ánimo



1. Comer con frecuencia y ligero: cuando se come a intervalos regulares durante todo el día se evitan las caídas en los niveles de azúcar en sangre que pueden afectar negativamente al estado de ánimo. Planificar las comidas y los aperitivos para evitar llegar a sentirse demasiado hambriento, procurando hacer de tres a seis comidas al día (entre comidas y aperitivos).

2. Limitar los hidratos de carbono refinados: tales como refrescos, dulces, galletas y harina blanca, que constituyen fuentes concentradas de azúcar. Estos alimentos pueden dar un subidón de energía inmediata, pero causan bloqueo y fatiga poco después.

3. Incluir una pequeña cantidad de proteína magra en cada comida y merienda. Las proteínas nos mantendrán alerta y productivos durante horas.

4. Comer alimentos ricos en grasas omega-3: se ha demostrado que estos alimentos levantan el estado de ánimo y, posiblemente, puedan aliviar la depresión. Los ácidos grasos omega-3 se encuentran en el pescado azul, como el salmón o las sardinas; y en los aceites de canola y oliva, así como en las semillas de lino y las nueces.

5. Elevar el consumo de B-12 y folato (ácido fólico): los científicos creen que estos nutrientes ayudan al cuerpo a producir un neurotransmisor denominado serotonina, un conocido estabilizador del estado de ánimo. Los mariscos, los cereales enriquecidos, la avena, el germen de trigo y las verduras son algunos de los muchos alimentos ricos en estos nutrientes.

6. Realizar una dosis diaria de ejercicio: ya sea una sesión formal en el gimnasio, un paseo con el perro, practicar algún deporte o simplemente jugar con los hijos, el hecho de levantarse y moverse impulsará nuestro estado de ánimo y nivel de energía.

7. Mantener un horario regular de sueño, incluso los fines de semana: aunque la mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 9 horas de sueño cada noche, puede que alguna persona necesite un poco más o menos para funcionar de manera óptima. Lo importante es obtener siempre el sueño que necesitamos.

8. Salir a la calle y respirar aire fresco: hacer un descanso y salir a tomar el aire y el sol. Incluso salir en un clima frío nos despertará y despejará la mente.

9. Escuchar música que nos gusta: cuando nuestro estado de ánimo decae y la pequeña voz en nuestro interior es de todo menos positiva, podemos apoyarnos en nuestras canciones favoritas y cantar. Pronto, la música ocupará nuestra mente en lugar de los pensamientos negativos.

10. Satisfacer los sentidos: las vistas, los olores, los sonidos, los sabores y las sensaciones táctiles pueden cambiar rápidamente nuestro estado de ánimo. Encender una vela aromática que nos evoque recuerdos de las vacaciones, hornear galletas para recordar los momentos felices junto a nuestra abuela, comprar nuestras flores preferidas y deleitarse con su olor (y visión) o sumergirnos en un baño de burbujas aromático mientras escuchamos una música suave.

11. Hacer algo que nos produzca alegría: ya sea ir al cine, leer una novela o comer con nuestro mejor amigo; hacer un merecido descanso del trabajo o las situaciones de estrés y hacer algo que nos guste. El cambio en el estado de ánimo conducirá a una mejor concentración y eficiencia una vez que volvamos a la tarea que tenemos entre manos.

12. Jugar con nuestra mascota o abrazarla: se ha demostrado que el simple hecho de acariciar a nuestro perro o gato reduce la tensión arterial y provoca una sensación de tranquilidad, felicidad y bienestar. Si no tenemos una mascota, visitar una tienda de mascotas o hacer de voluntario en un refugio de animales para estar en contacto con ellos.

13. Practicar el voluntariado: no hay nada como ayudar a los que lo necesitan para sentirnos agradecidos por la vida que tenemos. Pasear perros en un refugio de animales, alimentar a los sin hogar en un comedor social, enseñar Inglés en un programa de alfabetización o ayudar en los programas para niños con necesidades especiales. Si investigamos un poco y seguramente encontraremos un grupo en el que poder utilizar nuestros talentos y habilidades. Si el tiempo es un problema para nosotros, podemos contribuir a través de donaciones y evocar los mismos sentimientos de felicidad.

14. Fingir hasta conseguirlo: Los investigadores han descubierto que el simple acto de sonreír parece activar los centros de la felicidad en el cerebro. Mantener la sonrisa y con el tiempo, nuestro estado de ánimo cambiará para coincidir con nuestra expresión facial.

15. Crear una lista de potenciadores naturales del estado de ánimo que funcionen en nosotros. Y recordar que podemos elegir y tenemos la capacidad de cambiar nuestro estado de ánimo. Con un poco de ensayo y error, aprenderemos cuáles son las mejores estrategias para nosotros.

Fuente: http://consejos-trucos-remedios.euroresidentes.com/2


Nuestro chat...pide tu canción favorita

 Disfruta de este  chat,  puedes solicitar también  tu tema favorito con el locutor en turno... síguenos en FACEBOOK para que sepas sobre nuestros artículos y novedades.



Nuestras páginas amigas

Música chat
Radio El Refugio