No puedes mendigar amor 

No puedo reclamarte por no amarme como merecía, porque no se puede pedir a alguien que sienta algo que no puede sentir. 

Después de tantos días de no parar de pensar en ti, estar culpándote y a la vez culpándome a mí por hacerlo, ayer en medio de una canción intensamente romántica pasaste por mi mente. Pero no como solías hacerlo, no como si tú fueras el protagonista de esa mágica historia de amor, simplemente pasaste para recordarme que ya no eres importante en mi vida, que pocas veces al día te recuerdo, que el escuchar tu voz ya no produce nada en mí y que estoy finalmente feliz por ello. Y bueno, yo nunca pude decirte cómo me sentía realmente, no quería que las cosas sucedieran como sucedieron. 

Después de mucho volví a escribir y lo hice por ti, constantemente me incitabas a hacerlo, y estoy aquí una noche más dedicándote esto.

Cariño, gracias por enseñarme tantas cosas, gracias por mostrarme que a veces no todo lo que deseas se hace realidad, que a veces la princesa tiene que salvarse, que tiene luchar hasta que sus uñas sangren, por más que duelan, que tiene que seguir.

Muchísimas gracias por hacerme perder a mí misma e irónicamente estar allí para ver cómo me reencontraba, no con mi antigua yo, sino con una yo más profunda, más valiente, menos superficial, pero con la misma esencia de niña loca que se enamoró de una sonrisa que no era para ella.

Quiero decirte que aunque todavía trato de sacar lo mucho de ti que dejaste aquí dentro, no eres indeleble y paso a paso puedo borrar tu recuerdo que hace tiempo pensé habías marcado en mí como un tatuaje, pero hoy comprendo, que incluso los tatuajes se pueden eliminar.


No quiero que me malinterpretes, tampoco puedo reclamarte por no amarme como merecía, no se puede pedir a las personas que sientan algo que no pueden sentir, eso también lo aprendí gracias a ello. No puedes mendigar amor, eso ahora lo tengo presente cada día, solo puedes dar lo mejor de ti y amar, ya verán los otros si te aman o no.

Te deseo lo mejor, perdón por haberte culpado de tanto, sabiendo que yo también fui culpable. Solo sentía que eras el peor, pero no lo eres, eres maravilloso, no puedo olvidar tantas alegrías y tanto apoyo. Espero que lo que estabas buscando sea mejor que lo que perdiste, sinceramente deseo que ella te haga feliz, lo mereces.

Gracias por venir y desordenar mi vida. 

Te quiere, pero ya no te extraña,

Yo.


Fuente: http://www.upsocl.com/

SÍGUENOS EN FACE Y RECIBE MAS HISTORIAS COMO ESTAS

SI TE GUSTO LA HISTORIA NO DEJES DE COMPARTIRLA 


Escribir comentario

Comentarios: 0

Nuestro chat...pide tu canción favorita

 Disfruta de este  chat,  puedes solicitar también  tu tema favorito con el locutor en turno... síguenos en FACEBOOK para que sepas sobre nuestros artículos y novedades.



Nuestras páginas amigas

Música chat
Radio El Refugio