Síndrome de Blancanieves: "espejito, espejito..."

Llegando a cierta edad, no es infrecuente que algunas personas se encuentren feas.

Vivimos en una sociedad en la que uno de los atributos que más se valora es la apariencia física. Muchas mujeres (y también algunos hombres) no son capaces de aceptar la aparición de las primeras arrugas, e intentan disimular su edad. 

Con el paso del tiempo la edad deja su huella, y la infelicidad se vuelve cada vez mayor para ellas, ya que no soportan ver como su aspecto físico va cambiando. Pasados los 40, van dejando atrás esa belleza característica de su juventud y aparece la frustración y la ansiedad.

El Síndrome de Blancanienves: ¿qué es?


El Síndrome de Blancanieves hace referencia a la es la distorsión de la imagen que una persona tiene de sí misma con respecto de su juventud, belleza o cualidades características de esta etapa de la vida, y la envidia que la persona siente hacia las personas más jóvenes y que considera que son más atractivas.

 

Betsy Cohen, una psicoterapeuta estadounidense, acuñó el término en uno de sus libros. Pese a que este trastorno no forma parte del DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), los psicólogos prestan cada vez más atención a sus síntomas, que suelen aparecer en muchas mujeres cuando superan los 40 años.

 

A pesar de que este síndrome es más habitual en mujeres, en los hombres también se han registrado algunos casos.

El Síndrome de Blancanieves: inseguridad y envidia

 

El nombre de este síndrome está inspirado en la Reina Grimhilde, la malvada madrastra de Blancanieves. Ésta no soporta que haya otra persona más bonita que ella, y siente una gran envidia por la joven y hermosa Blancanieves. La madrastra malvada y vanidosa, pide a Humbert, un cazador, que acabe con la vida de su hijastra y le traiga su corazón. 

 

Ya que Humbert se niega a matarla, la Reina Grimhilde se se disfraza de anciana y va en busca de Blancanieves, para matarla ella misma con una manzana envenenada. La envidia que siente la Reina Grimahalde, hace que no solo quiera matar a un enemigo, sino que su objetivo es acabar con la vida de un familiar.

 

La persona que sufre este trastorno, igual que el personaje de Disney, siente inseguridad sobre su propia imagen y tiene miedo a la vejez, a no ser mirada como antes, y no acepta las consecuencias físicas del paso de los años. Esta inseguridad causa que sienta envidia hacia las personas jóvenes y atractivas y puede llegar a agredir emocionalmente (en algunos casos puede ser físicamente), con humillaciones constantes, a la persona objeto de su envidia.

 

Muchos de estos casos ocurren entre madre e hija, pero también puede darse entre suegras y nueras, entre hermanas, entre amigas y en el trabajo. La gran frustración que siente la persona afectada por el Síndrome de Blancanieves, afecta negativamente a su bienestar y le causa depresión y ansiedad.

 

Algunas consecuencias de la baja tolerancia a envejecer, le convierten a en una persona obsesionada con su imagen física, pudiendo llegar a la cirugía estética para seguir pareciendo joven. Pese a su edad, quiere seguir siendo una “veinteañera” y se viste como si todavía estuviera en los primeros años de los 20. Además, intenta tener muchas relaciones con hombres para sentirse joven, bella y deseada.

Sintomas del Síndrome de Blancanieves

 

A continuación exponemos los síntomas más que manifiesta una personas que padece el Síndrome de Blancanieves:

  • Ansiedad y depresión por no aceptar el miedo a envejecer.
  • Envidia y afán competitivo ante mujeres más jóvenes y hermosas.
  • Obsesión por la salud y la belleza física.
  • Frecuentes flirteos con hombres (la mayoría más jóvenes) debido a la constante búsqueda de aprobación de su apariencia física.
  • Miedo a estar soltera y búsqueda de una nueva pareja tras la ruptura sentimental.
  • Envidia hacia las mujeres que llevan una vida de pareja satisfactoria.
  • Distorsión del autoconcepto y baja autoestima.
  • Obsesión por mantener la apariencia de juventud, llegando a la cirugía estética en muchos casos.
  • Tristeza al recordar la juventud perdida y por las cualidades de esa edad que se creen ya perdidas.

¿Cómo superar el Síndrome de Blancanieves?

 

Las creencias irracionales debido a la presión social que sienten estas personas pueden causar que estas mujeres (y algunos hombres) necesiten ayuda psicológica. Para salir de esta situación, es necesario trabajar el autoconocimiento, la autoaceptación y la mejora del autoconcepto para reducir los síntomas ansiosos. El cambio de las creencias disfuncionales es necesario para recuperar el bienestar y reducir la frustración.

La Terapia Cognitivo Conductual, la Terapia de Aceptación y Compromiso, el Mindfulness o la Inteligencia Emocional, pueden ser formas de terapia efectiva para el tratamiento de este síndrome.

 

Otro articulo que puede ser de tu interés...Cuando alimentamos los rencores

 

Fuente: http://psicologiaymente.net/clinica/sindrome-de-blancanieves

SÍGUENOS EN FACE Y REVISA MAS HISTORIAS COMO ESTAS

SI TE GUSTO LA HISTORIA NO DEJES DE COMPARTIRLA 


Escribir comentario

Comentarios: 0

Nuestro chat...pide tu canción favorita

 Disfruta de este  chat,  puedes solicitar también  tu tema favorito con el locutor en turno... síguenos en FACEBOOK para que sepas sobre nuestros artículos y novedades.



Nuestras páginas amigas

Música chat
Radio El Refugio