BIONEUROEMOCIÓN - MIEDO

BIONEUROEMOCIÓN - MIEDO

 

 

El miedo es el sentimiento de un temor o una aprensión tan grande que siento en mi interior, frente a una situación que identifico como peligrosa, ya sea real o imaginaria.

 

El miedo altera todo mi organismo en menor o mayor medida. Puedo sentir que mi corazón late más de prisa, puedo presentar sudoración, la mente se me nubla, me vuelvo tenso, se me acelera la respiración, etc. Cuando me encuentro en una situación de peligro toda la atención de mi cuerpo se centra en mis extremidades, principalmente las inferiores. La sangre fluye hacia mis piernas preparándome para "huir". Cuando la situación es real y el peligro es latente, ésta es una reacción del cuerpo que me va a permitir ponerme a salvo, escapar del agresor y conseguir lo que mi biología tiene como principal objetivo: sobrevivir.

Pero, ¿Qué pasa cuando tengo miedo a situaciones irreales? ¿Qué pasa cuando permanentemente estoy imaginando lo peor? ¿Qué pasa cuando continuamente veo noticias negativas que provocan un temor infundado en mi? Cuando esto sucede, mi cuerpo experimenta un estado permanente de estrés, mi biología produce químicos para ayudarme a huir de manera constante y, al no llegar el momento de sentirme a salvo, terminará manifestando ese miedo permanente con alguna sintomatología física llamada enfermedad.

Los principales miedos que nos afectan son: El miedo a morir, miedo a la enfermedad, miedo a la pobreza, miedo a perder a un ser querido o a la soledad, miedo a la vejez y miedo al rechazo, la crítica o a no ser reconocido. Estos miedos llegan a volverse tan reales frente a mis ojos que todo mi cuerpo reacciona ante ellos, en particular los riñones, que son los órganos "del miedo" que primero se ven afectados.

Hay que recordar que "EL MIEDO A LA COSA ATRAE LA COSA", así que el miedo a la enfermedad, por ejemplo, será un factor determinante para la aparición de ésta. Si uno tiene miedo a contraer una enfermedad, la solución biológica para detener ese miedo es precisamente contraer esa enfermedad. De esta manera ya no estaremos preocupados por que ésta aparezca. Como ya apareció, ¡el miedo se va! ¡El miedo a contraer la enfermedad desaparece! ¡El cuerpo me soluciona el conflicto!. Y así con todos los miedos.

El miedo a la pobreza, a morir ahogado, al agua y todo lo que tenga que ver con líquidos o liquidez (dinero) se refleja en riñones. El miedo a un nivel de pánico que nos habla de miedos "por delante y por detrás" (a lo que fue y a lo que será) puede provocar estados de esquizofrenia. Un miedo constante al futuro afectará mi tiroides y bronquios. Un miedo sumado a un sentimiento de desvalorización se reflejará en músculos, tendones y ligamentos. El miedo a desvalorización específicamente por el clan (la familia) impactará en la circulación sanguínea, vasos, médula osea. Miedo a perder en testículos y ovarios. El miedo sumado a la desvalorización y a tener conflicto con la autoridad afectará la mielina de los nervios.

Estos conflictos físicos y muchos otros pueden ser resultado de vivir con miedo. Hacer conciencia de que vivimos en un mundo basado en el miedo y que estamos programados desde pequeños para tener miedo será el primer paso hacia una vida llena de paz y confianza. ¡Decide sustituir el miedo por la confianza!

Fuente: Vita Terapia Integral Chihuahua, Chih.

SÍGUENOS EN FACE Y REVISA MAS HISTORIAS COMO ESTAS

MAS INFORMACIÓN SOBRE BIONEUROEMOCIONES 


Escribir comentario

Comentarios: 0

Nuestro chat...pide tu canción favorita

 Disfruta de este  chat,  puedes solicitar también  tu tema favorito con el locutor en turno... síguenos en FACEBOOK para que sepas sobre nuestros artículos y novedades.



Nuestras páginas amigas

Música chat
Radio El Refugio