Biodescodificación - Cefaleas

¿Qué es?:

 

El término cefalea hace referencia a TODOS los dolores y molestias localizadas en cualquier parte de la cabeza, en los diferentes tejidos de la cavidad craneana, en las estructuras que lo unen a la base del cráneo, los músculos y vasos sanguíneos que rodean el cuero cabelludo, cara y cuello.

 

Por lo tanto, una cefalea, es “un dolor de cabeza”.

Cefalea Tensional:

Es la más frecuente y el dolor se presenta en toda la cabeza o en áreas determinadas con una sensación de que “algo oprime” la cabeza. de manera regular. Suele producirse por contracturas musculares, estrés, ansiedad, cansancio, fatiga, etc. Es un dolor opresivo en banda que abarca todo el perímetro del cráneo.

Migraña.

Es una cefalea frecuente y produce ataques de dolor intenso, que de forma característica afecta solo a la mitad derecha o izquierda de la cabeza. Puede acompañarse de náuseas, vómitos y de una sensación pulsátil.

 

Cefalea en Racimos / Cluster / Histamínica / Horton / Hemicránea Paroxística:

Mucho menos frecuentes y en las que se produce un dolor extremadamente intenso.

Reflejan un síntoma de afección orgánica, especialmente la enfermedad de Horton, de algunas afecciones oculares, otorrinolaringológicas, dentales o reumatológicas (artrosis cervical). A veces son producidas por hipertensión arterial, intoxicación por monóxido de carbono, ciertos medicamentos (los vasodilatadores, por ejemplo), una fiebre, una hemorragia meníngea, una meningitis, un tumor cerebral, a un traumatismo craneano, a un hematoma cerebral post-traumático o a un aneurisma cerebral.

 

Entonces, tenemos que básicamente, existen 3 tipos de CEFALEAS:

 

1) Las de tensión.

2) Las de constricción.

3) Las sintomáticas.

 

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?:

 

Biológicamente, nuestra cabeza representa lo que somos, lo que pensamos.

Nuestros pensamientos, hacen de nosotros lo que somos.

 

Bien, una vez sabido esto, podemos concluir sin mucho problema, que cualquier cefalea, cualquiera, o dolor de cabeza, nos está diciendo e indicando que algo que “pensamos” no está bien. Que algo de lo que “somos”, no está bien. Que algo de lo que “hacemos” no está bien.

 

Podríamos compararlo con el fuetazo que necesita el “caballo” para enderezar el camino.

 

Por lo tanto, historias en las que buscamos dejar de hacer algo o cambiar lo que estamos haciendo, pueden dar lugar a cefaleas:

 

- Llevo todo el día bajo el sol y ya me quiero ir.

- He manejado por horas, necesito descansar.

- No quiero ir a….

- No quiero estar con…

- No quiero ver a….

- No quiero saber más de…

 

La mayoría de las cefaleas, tienen como causa principal una emoción de “ya no quiero pensar”. Y claro, del grado de la emoción, será el dolor.

Son unas ganas parciales de “desconectarse” de la vida, de alguna situación particular, de alguna persona en particular.

Se busca dejar de pensar, de analizar, de decidir. Se busca “descansar” mentalmente.

 

Y si bien la mayoría de las cefaleas obedecen a lo que estamos viviendo en el momento previo, hay muchos casos en que una memoria de nacimiento, puede estar implicada.

Como los casos en que la pelvis de la madre es muy estrecha y el cráneo del bebé queda atascado, con esto, se guarda la memoria de “Todo este esfuerzo tiene como fin un dolor”.

 

CEFALEAS EN RACIMO

 

En las únicas cefaleas en donde las historias emocionales cambian, son las cefaleas en racimo, (pudiendo ser cualquiera de ellas porque es la misma emoción).

 

En estos casos, la emoción primordial, única y que deberá buscarse y analizarse, será aquella relacionada con “sentirme impotente ante el clan” ó “sentirme desvalorizado ante el clan”. Ambos casos, en el ámbito de “intelectualidad”. La manera en que yo pienso, actúo, mis ideas, mis ideales, mis sueños, mis metas, etc.

 

Obviamente que dependerá de mi fortaleza en el carácter, de mi autoestima y la confianza que yo me tengo, para “ceder” ante una emoción así y dañarme tanto o salir de la situación.

 

Para que yo presente cefaleas en racimo, debo buscar historias en mi vida, en las que yo me sienta el tonto, el débil, el incapaz, el pobrecito y siempre parecidas a:

 

- Para mis padres, lo que yo hago no importa.

- Para mi padre, si yo no estudio tal carrera, soy un perdedor.

- Mi familia no cree que yo pueda decidir esto o lo otro.

- Mi familia siempre decide por mí.

- Mi familia jamás confía en mí.

- En mi familia ni mi pareja ni mis hijos me respetan.

- Dice mi madre que mi manera de pensar es de perdedores.

Y algo importante, en los casos de cefaleas en racimo, puede haber un hecho especial, que también es un extraordinario detonante:

 

- El que yo haya puesto la cara por alguien de mi familia y que gracias a ese hecho, yo me haya sentido poca cosa, poco valioso, débil, tonto.

 

Deberé analizar si defendí a alguien de mi familia, si me pelee con otros por alguien de mi familia, si alguien se burló de mí por haber hecho algo en nombre de la familia o de alguien de la familia, etc.

 

Con todo esto tenemos claro, que más que las cosas que pasen a mi alrededor o con los míos, será importante “mi manera” de vivir las cosas, de defenderme ante lo ocurrido, de mi fuerza para defender lo que pienso, etc.

 

Si yo vivo todo desde el papel de víctima, obviamente los dolores serán intensos, fuertes, constantes o permanentes. Sólo depende de mí y nada más de mí.

Debo analizar a profundidad el tipo de relación que mantengo con las personas a mi alrededor, lo que hago a diario pero sobre todo, debo analizar si yo merezco que me desvaloricen.

Debo también ser más consciente de que muchas situaciones son como son y no debo sufrirlas, como el tráfico, el sol, un día de pesado trabajo, un proyecto. Porque si soy de las personas que ante cualquier contrariedad me rindo, me enojo, me estreso, pues ya mejor me acostumbro a mis dolores y dejo de quejarme.

Las cefaleas no llegan “porque sí”, nos están indicando que “queremos alejarnos de algo”, así que no me queda más remedio, que buscar ese “algo” que me provoca la emoción de querer huir, evadirme, dejar de pensar, etc.

Fuente: Akasha Sanación Integral

 

SI TE GUSTO EL ARTICULO NO DEJES DE COMPARTIRLO!

Siguenos...

Nuestra radio

Para visitar nuestro chat solo tienes que ir al final de pagina.


Esta pagina es de recopilación de  diferentes artículos que encontramos en la red, que pueda servir de autoayuda, autocuración, biodescodficación, bioneuroemociones, historias, frases, artículos psicológicos y mucho más. Somos respetuosos  de la fuente origen de donde fue extraído el articulo. 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Nuestro chat...pide tu canción favorita

 Disfruta de este  chat,  puedes solicitar también  tu tema favorito con el locutor en turno... síguenos en FACEBOOK para que sepas sobre nuestros artículos y novedades.



Nuestras páginas amigas

Música chat
Radio El Refugio