· 

Biodescodificación - Síndrome de Ovario Poliquístico

BIODESCODIFICACIÓN – SÍNDROME DE OVARIO POLIQUÍSTICO

 

¿Qué es?:

El síndrome de ovario poliquístico (SOP), también llamado síndrome de Stein-Leventhal, es un trastorno endocrino que causa uno de los desequilibrios hormonales más frecuentes en mujeres de edad reproductiva.

 

Se trata de un desorden complejo y heterogéneo, de etiología desconocida, que no obstante puede clasificarse en cierta medida como una enfermedad genética. Se considera que el síndrome de ovario poliquístico es una de las causas mayoritarias de la infertilidad femenina y el problema endocrino más frecuente en las mujeres en edad reproductiva. Las pacientes presentan: oligoovulación o anovulación, que resulta en una menstruación irregular o amenorrea, infertilidad ligada a las alteraciones en la ovulación, y presencia de ovarios poliquísticos (varios tumores); exceso de actividad androgénica (esto es, de hormonas masculinizantes), lo que puede producir acné e hirsutismo; y resistencia a la insulina, generalmente asociada a la obesidad, diabetes tipo 2 e hipercolesterolemia. La severidad de los síntomas varía de paciente a paciente.

 

El diagnóstico debería descartar hiperplasia suprarrenal congénita, tumores que puedan secretar andrógenos y la hiperprolactinemia.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?:

 

La presencia de ovario poliquístico sólo tiene son motivos emocionales en Biodescodificación:

 

- MIEDO A NO PODER QUEDAR EMBARAZADA.

- NIÑOS (HIJOS) MUERTOS EN LA FAMILIA.

 

No hay más, no existe más.

 

Y es que, aunque los médicos quieran inventar historias, preocuparnos, e incluso amedrentarnos con sus diagnósticos, todas las mujeres somos perfectamente capaces de identificar cualquiera de éstas dos historias en nuestras vidas.

 

Lo que sí es importante, es lograr en nosotras, un estado de plena seguridad, de auto-valorización y de confianza.

El síndrome de ovario poliquístico es altamente en común en familias cuyas mujeres hacen mucho drama o alarde de la vida reproductiva. En donde el no querer hijos, no tenerlos o perderlos es un drama universal.

 

Y es que hay que analizarlo desde la biología.

 

Si mi función como hembra, es nacer, crecer, desarrollarme, reproducirme y morir, en el momento en que yo como mujer del siglo 21 quiero tomar otros caminos, soy perfectamente capaz de alterar mis funciones biológicas.

A esto deberé sumar el hecho de que ya mi árbol genealógico, trae dramas reproductivos heredados que yo adquiero al ser concebida y que no me pertenecen.

 

Así que lo primero que debo identificar en mi vida, luego de un diagnóstico de ovario poliquístico, es el no estar viviendo cualquier historia similar a:

 

- Si no tengo hijos antes de tal edad no sirvo como mujer.

- De todas mis hermanas, soy la única que no quiero hijos por ahora.

- No me veo como madre, no me imagino como madre.

- No quiero hijos ahora, pero me da miedo no poderlos tener después.

- Tuve un aborto (o varios) y ahora vivo con el miedo de no poder tener hijos.

- Todos me presionan para que tenga un hijo, pero siento que no puedo tenerlo.

- Tengo miedo a tener un hijo, a que le pase algo, a que nazca mal.

- Mi pareja me presiona para que le un hijo, ¿qué tal si no puedo tenerlos?

- Todas mis tías y abuelas han perdido hijos, a lo mejor me sucederá lo mismo.

- Estoy segura de que yo no puedo tener hijos, no puedo concebir.

- Ya he intentado embarazarme mucho tiempo, ¿qué tal si soy estéril?

 

Si nada de esto va con mi vida perfecta, entonces deberé buscar en la familia ( desde mi madre, tías y de preferencia hasta mis tatarabuelas), las siguientes historias:

 

- Hijos no nacidos

- Hijos recién nacidos muertos

- Hijos perdidos

- Abortos

- Mujeres que rechazaron ser madres

- Mujeres que vivieron queriendo hijos y que no lo lograron jamás

- Mujeres que vivieron rechazadas por no ser madres

- Mujeres que tuvieron hijos aunque no querían tenerlos

 

Porque cualquiera de las historias anteriores, deberá ser analizada por nosotras.

De alguna manera, cargamos con la orden (propia o heredada) de tener miedo a tener hijos, lo que provoca que el cerebro emita la orden de “bloquear” una posible reproducción.

Esto a su vez, provoca un miedo ahora “no poder tener hijos”, lo que resulta en una contradicción. Y es así como el cerebro ordena una multiplicación celular en el ovario para “darle gusto” a nuestra emoción.

Por un lado cumple nuestro deseo de no querer tener hijos, bloqueando el ovario con tejido para impedir la salida de óvulos fertilizables. Y por el otro lado, cumple nuestro miedo a no poder tener hijos inhabilitando al ovario para que no ovule normalmente.

 

Si a esto le sumamos que las emociones de las mujeres son casi siempre “un impulso”, el cerebro no sabe cómo reaccionar.

 

Las mujeres dicen ser independientes y querer formar una familia hasta después de los éxitos profesionales. Conocen a una pareja que cambia éste panorama y de pronto, ya quieren casarse, tener hijos y dejar de lado el éxito profesional, pero inmediatamente entran en un período de “quiero ambas cosas”. Trabajo y familia. Luego pasan a una etapa de culpas, resentimientos y finalmente viven en el caos porque ya no hay una conciencia de lo que en realidad se quiere.

Los ovarios poliquísticos son más comunes, casi en un 80% en mujeres que estudiaron, trabajan y tienen una vida laboral o profesional más o menos estable. A diferencia de las mujeres cuya vida desde siempre ha tenido la meta de formar una familia primero que otra cosa.

 

Entonces, ante un diagnóstico de ovario poliquístico, lo que se debe revisar es:

 

- ¿Estoy viviendo la vida que quiero?

- ¿Voy a sentir miedo o culpa si dejo de trabajar, me caso o dejo de estudiar?

- ¿Siento culpa por aun no ser madre a mi edad?

- ¿Siento miedo por no poder ser buena madre?

- ¿Quiero o realmente no quiero tener hijos?

- ¿Quiero embarazarme sólo porque mi pareja desea ser padre?

- ¿Quiero embarazarme para evitar que mi pareja se vaya?

 

En la medida en que tengamos claro nuestros verdaderos deseos por ser madre o por no serlo, en esa medida le indicaremos a nuestro cerebro lo que debe hacer con nuestros ovarios.

Porque mientras sigamos viviendo entre el “quiero y el “no quiero”, permanecerá la multiplicación de tejido en los ovarios.

 

Hacer una carta e duelo para liberarme de la situación de mi madre en el embarazo y la situación de mis dobles en el árbol me quitará gran parte de la carga emocional. Pero si duda, será más importante, actuar en coherencia en mi vida sentimental y reproductiva.

 

Fuente: Akasha Sanación Integral

Si te gusto síguenos en facebook


A todos los usuarios, les comentamos que esta página es de recopilación de  diferentes artículos que encontramos en la red, que pueda servir de autoayuda, autocuración, biodescodficación, bioneuroemociones, historias, frases, artículos psicológicos y mucho más. Por supuesto somos respetuosos  de la fuente origen de donde fue extraído el articulo. 

Si quieres colaborar eres bienvenido puedes enviar información a elrefugio@radioelrefugio.com, si necesitas ayuda  especifica por favor buscar ayuda de los profesionales dedicados a estas áreas, en tu ciudad de origen.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Lucre (domingo, 14 enero 2018 19:41)

    Cuál sería la carta de duelo a realizar ?

Nuestro chat...pide tu canción favorita

 Disfruta de este  chat,  puedes solicitar también  tu tema favorito con el locutor en turno... síguenos en FACEBOOK para que sepas sobre nuestros artículos y novedades.



Nuestras páginas amigas

Música chat
Radio El Refugio